Capitán América: Civil War, el Mal ya no es lo que era

Capitán América: Civil War, el Mal ya no es lo que era

No hay nada mejor que juntarse con los amigos y recordar los viejos tiempos. Aquellos en los que resultaba sencillo distinguir a los malos. Era blanco o negro. Héroe o villano. Después entraron las escalas de grises con lo que descubrimos que hasta los más malvados también tienen sentimientos y los buenos, sus manías. Pero todo eso ya forma parte del pasado. Ahora amanece un nuevo mundo donde los malos se esconden detrás de las palabras. Así es como da comienzo a la guerra civil entre los superhéroes de la Marvel.

Dos formas distintas de ver el mundo se enfrentan en “Capitán América: Civil War”. El idealista Capitán Rogers contra el ególatra Tony Stark. Uno mantiene viva la utopía de que los Vengadores puedan actuar por encima de la ley fuera de los controles de los organismos gubernamentales. El otro observa la destrucción causada por batallas pasadas y prefiere delegar las responsabilidades de sus puñetazos a las Naciones Unidas.

Lo bueno de las películas de la Marvel es que funcionan tanto como una saga como cada una independientemente por su cuenta. Aunque te hayas saltado alguna (o no has visto ninguna) nunca vas a perder el hilo de las aventuras. En realidad, “Capitán América: Civil War” es la lucha de dos amigos por llevar la razón. Como siempre ocurre en estos casos, ambos atinan en parte. Vamos que cada uno acierta donde yerra su amigo.

Mientras los dos compañeros ‘discuten’, el Mal se mueve despacio entre las sombras. No le hace falta pistolas, sus palabras ya actúan como balas de gran calibre. Las utiliza para manipular a nuestros héroes como marionetas. Su objetivo es que se maten entre ellos. Un psicópata a lo Joker pero sin el carisma del payaso de Gotham.

Durante la pelea entre el Capitán ‘cabezota’ América y Iron ‘narcisista’ Man lo que más llama la atención es que le tenga que tocar a Tony Stark llevar la bandera de la prudencia. Incluso cuando su ego le impide colocarse en el lugar de los demás y quiera imponer sus argumentos sin discusión alguna.

Tony Stark (Robert Downey Jr.) se arma de paciencia hasta que le golpean donde más le duele.
Tony Stark (Robert Downey Jr.) se arma de paciencia hasta que le golpean donde más le duele.

Lo que no queda tan bien explicado es como el héroe Ojo de Halcón escoge el bando del Capitán América. Un padre de familia como él sabría distinguir el Bien del Mal de un solo vistazo. Aún así, supongo que pone por delante la amistad. La película no se detiene mucho en este punto y resulta necesario porque Ojo de Halcón siempre ha demostrado ser el más cabal de toda la orquesta.

Mención especial se merece el nuevo Spiderman. O más bien la tía May de Peter Parker. Hace meses se confirmó que la actriz Marisa Tomei encarnaría este personaje en una nueva saga del chaval araña. Esta decisión fue bastante controvertida porque, seamos sinceros, Marisa Tomei es demasiado sexy para el papel de señora jubilada. Este ‘error’ de casting parece que fue consciente ya que en “Civil War” se aprovecha para quitarle hierro al asunto. Robert Downey Jr. saca partido de su vis cómica y comparte una escena con ella en la que mantiene un rollito tonto con algunas frases juguetonas como “no me puedo creer que tú puedas ser tía de alguien”. Aunque dicha elección sigue sin convencerme deja entrever por donde van a ir los tiros de la nueva franquicia.

El guión de la película es sencillo. Presenta los argumentos de los dos combatientes y después se entrega a la pura acción. Al entretenimiento sin complejos. Porque… ¡qué demonios! Al cine también se viene a devorar palomitas. Su gran acierto radica en que mide bien los tiempos para cada cosa. Precisamente eso fue el error de la fallida “Batman v Superman”, una película de superhéroes envuelta de una pretenciosidad excesiva.

Pero no hablemos de la competencia. “Capitán América: Civil War” puede que en su forma no sea la más oscura de la Marvel pero su universo parece más cercano que nunca al nuestro. Aunque no llega a la complejidad emocional del Spiderman de Sam Raimi, deja bastante claro que el Mal ya no es lo que era.

Capitán América. Civil War: 7/10

PD: No tenemos por qué pelearnos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *